Deifilia

Resumen del libro

libro Deifilia

Tiene en sus manos uno de los mejores libros de poesía. Soy un diletante que atesora libros de poesía en cualquier idioma, y lo considero un libro fundacional. El autor inaugura una nueva era de la poesía con Deifilia, un Romanticismo de Imagen Sensorial. En cada verso del libro en sus manos, hay una imagen construida con una sutil aliteración que nos provoca una intensa sensación y, por sensible consecuencia, una profunda emotividad. En esta época de vasta información, hay una crisis literaria que se ahonda más en la poesía, y leer este libro con su soberbia perfección versística, es un auténtico lujo y una joya literaria. El poder sugestivo y la fuerza sensorial de los versos que por sí solos irradian en este libro, acompañarán al lector en todo momento intenso de su vida.Cuando hacemos de unas palabras algo propio y no las cambiamos por ninguna otra más, es porque llegaron a lo más profundo de nuestra alma. Es la virtud de un verso. Pero, reitero, un verso que realmente sea producto de la creatividad poética.El lector tras el embelesamiento de los versos expresará, como el autor: «si las palabras lo miraron, luego lo interrogaron, dejará de escribirlas y se inventará otro alfabeto,» el que sólo interpreta su alma. Porque «en la curva de su gozo» de la lectura, «su ilusión se mece, la ilusión se estremece. Qué corta curva es el gozo, corta la línea que traza el destino: nuestra vida en una página aún más corta.»Sabrá como yo tras la lectura de este libro, que «la escritura dentro de la escritura es un renombrar a los sin nombre, es nombrarnos sin nombre, un nombrar de indecible designio, un nombrarla sin palabras, ni sonidos, un nombre que se dice en decibeles.»El libro está dedicado a una mujer, y debe ser la mayor inspiradora de versos de elegía como el idilio del poeta hacia ella que «es cuerpo de cincelada y fría pera. Qué es un tramo de ella, sino la piel del idilio, pulpa libando la libido: se deleita con el alma» -del poeta-. «Dulce fruto» para él que «bebe su sangre de añejo vino, fruto silvestre que fue -ella-, y alguien devoró con honda calma.» Con la calma que sólo atempera el gran creador de versos tan sublimes para su amada. Sí, alguien capaz de estremecer a cualquier criatura del universo con semejantes composiciones poéticas si ella, la que lo inspiró «acunaba una hoja de parra, sus nervaduras le delinearon un nombre»: el de ella. «¡Qué joven has sido siempre, aun vestida de blanquinegro tul! Cuántas veces ha tratado de desvestirla y nunca le ha arrancado lo negro al blanco y el blanco al negro.» Si el poeta se fue «llevándose su pulso en el aleteo de cada latido, donde ella volvía en su sangre y se iba en el deseo,» usted y yo, tras la lectura, nos llevaremos su pulso en el aleteo de cada latido nuestro, en la sangre que nos recuerda que vivimos en la intensidad de una latencia, y volveremos deseo. Deseo de versos y más versos de tan abrumadora elegía poética.Allan Belausteguigoitia


Ficha del Libro

  • Número de páginas: 96
  • Autor: Gerardo Brauer
  • Tamaño: 1.69 - 2.49 MB
  • Descargas: 2200

Opciones de descarga disponibles

Si te apetece puedes descargarte una copia del libro en formato PDF y EPUB. A continuación te mostramos un listado de posibilidades de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

3.8

94 valoraciones en total