Navegando Por La Tentación

Resumen del libro

libro Navegando Por La Tentación

Tres jóvenes herederos encerrados por un despiadado tío escaparon en dirección al mar, a las calles o a guerras lejanas, esperando el día en que pudieran regresar y reclamar sus derechos de herencia. Érase una vez un noble, lord Tristan Easton, convertido en Crimson Jack, un corsario que no rendía cuentas ante nadie y cuyo único amor era el mar. Pero todo eso cambió cuando la exquisita lady Anne Hayworth contrató sus servicios para llevarla a un viaje de peligro y seducción… La desesperación llevó a Anne hasta el bucanero de ojos azules y piel morena. Después de que el capitán le pidiera un beso como único pago, el deseo fue lo que la mantuvo a su lado. Jamás había experimentado una tentación de esa magnitud, pero, para proteger su corazón, sabía que debía continuar su camino sin él. Sin embargo, Tristan no consiguió olvidarla, y, cuando se volvieron a encontrar en un baile en Londres, se juró que no volvería a perderla. Reavivada la llama de una salvaje pasión, empezó a arrastrarlos hacia unas aguas inexploradas, capaces de conducir al lord perdido a casa… Los libros de Lorraine Heath son siempre mágicos. Cathy Maxwell


Ficha del Libro

  • Número de páginas: 320
  • Autor: Lorraine Heath
  • Tamaño: 1.55 - 2.10 MB
  • Descargas: 1209

Opciones de descarga disponibles

Si lo deseas puedes descargarte una copia del libro en formato EPUB y PDF. A continuación te detallamos una lista de posibilidades de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

3.1

116 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Lorraine Heath

A continuación te presentamos otros libros de Lorraine Heath disponibles para descargar gratuitamete

  • Lorraine HeathUna Tentación Para El Duque

    Tres jóvenes herederos encerrados por un despiadado tío escaparon en dirección al mar, a las calles o a guerras lejanas, esperando el día en que pudieran regresar y reclamar sus derechos de herencia. Sebastian Easton había jurado vengar su juventud robada. El legítimo duque de Keswick había regresado de la guerra herido, endurecido. Era un hombre distinto, pero no había conseguido olvidar a la valiente chiquilla que les había salvado, a él y a sus hermanos, de una muerte segura. Lady Mary Wynne-Jones había pagado un alto precio por ayudar a escapar a los lores de Pembrook, y no había