La Noche De Los Dos

Resumen del libro

libro La Noche De Los Dos

La noche de los dos: —Me comunicaré contigo —le cortó él—. Ya me dirás en otro momento lo que piensas, aunque casi lo sé. Ahora no puedo dedicarte más tiempo. Y el que te cedí fue por pura casualidad. No esperabas que nadie se atreviera a decirte esto. —Una cría como tú, no. Pensé que eras más inteligente. —Tengo veintidós años y llevo uno en este trasiego del periodismo libre, y no debe ser tan malo lo que digo cuando vivo de mi profesión. No creo que tú, con tu edad, seas mucho mayor que yo, pero a ti por lo visto, te lo pusieron todo en bandeja, y además estás trayendo a los aires nuevos tus aires de ayer, y eso es un fraude social. —¡Basta! Buenas tardes!


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si quieres puedes obtener una copia de este libro en formato PDF y EPUB. Seguidamente te detallamos una lista de fuentes de descarga directa disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

3.2

79 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Corin Tellado

A continuación te presentamos otros libros de Corin Tellado disponibles para descargar gratuitamete

  • Corin TelladoNo Estás Sola

    —Hay que tener en cuenta, querida María, que es una niña. —Sí, sí, Esteban. ¿Cómo no lo voy a comprender? Pero ya sabes Io que dice el refrán: «El árbol joven...» —Hay tiempo, María, Ana sólo tiene siete años. Ha vivido mucho tiempo sola. Yo no podía ocuparme de ella, y esa vecina... Bueno —añadió con voz cansada—. Ya sabes... —Por eso mismo, Esteban. Ahora la amoldaremos a los demás hermanos. El hombre se puso en pie. Era alto y fuerte, de señorial porte. Vestía correctamente, y si bien no era un hombre rebuscado, había en él una elegancia innata

  • Corin TelladoEl Destino Viajaba En Tren

    El destino viajaba en tren: —¿Tan imposible te parece a ti, tener relaciones formales con una mujer durante dos años? Entonces, ¿qué harías si empezases a los veinte y te casaras a los treinta, como hacen muchos hombres? Adolfo, te lo digo en serio, yo esperaré por ti el tiempo que haya que esperar. ¡No faltaría más! Te amo, bien lo sabes, y puesto que te amo, aquí me tienes, dispuesta a esperar lo que sea. ¿Dos años? No son tantos años, Adolfo. Por un novio se hace lo que sea, y..., ¿sabes lo que te digo? Casi estoy por

  • Corin TelladoBuscaré Una Solución

    Jack y Fred son hermanos y trabajan juntos en su empresa exportadora. Son, además, muy buenos amigos y viven en dos pisos contiguos. Por ello, Jack se pasa los días oyendo las fuertes discusiones que Fran tiene con su mujer, Anne. Mujer frívola y egoísta, no admite que su marido, teniendo dinero, viva en una posición económica y social inferior a la que su situación les permitiría. Las discusiones se suceden día tras día, y Fran siempre cae rendido a los pues de Anne..... Hasta que un día, y desafiado por su hermano, Fran se va de casa y tiene

  • Corin TelladoTe Defiendo Sin Amor

    MTC - El Mundo de Corín Tellado MTC surge en la nueva era digital con el fin de que todos aquellos que son o serán hispanohablantes puedan conocer y disfrutar del mayor legado de obras escritas por un autor en nuestra lengua. Corín Tellado es las escritora en español más prolífica de nuestra historia, con mas de 4000 títulos publicados y 400 millones de copias vendidas a lo largo de sus más de 50 años como escritora. Desde los inicios de su carrera y a lo largo de los años, Corín Tellado fue creando su propio mundo que reflejaba en

  • Corin TelladoYo Le Conozco Mejor

    Yo le conozco mejor: –En los pueblos pequeños –seguía diciendo tía Patty, ajena a los pensamientos de su sobrina–, no se descubre tanto la maldad. La gente se conoce toda. Pero en Nueva York... Ándate con cuidado, Ini. Por Dios, no bebas nada que te dé un desconocido. Ni fumes, ni nada de eso. Ya sabes las cosas que se dicen de las drogas. ¡Es horrible! Tú vas a estudiar abogacía. ¡Eso no! Es peligroso. Sólo puedes echarte novio de un chico que conozcan los Reyna. No te olvides de eso, por favor, Ini. ¡Me da tanto miedo la ciudad!

  • Corin TelladoTe Quiero De Esta Manera

    No era bonita, pero, en cambio, poseía un rostro brujo, una atracción subyugadora que trastornaba. Los ojos profundos, insondables, de color indefinido, aparecían sombreados de largas pestañas, cuyo aleteo parecía jugar una danza diabólica. Las aletas de su nariz respingona, estremeciéndose constantemente, denotaban un temperamento apasionado y voluntarioso, mas aún nadie había sabido hallar la fibra sensible de Coral Ewerett. La boca grande, pero sana y jugosa, siempre estaba húmeda, y ahora en que su ser palpitaba por sentimientos desconocidos, los labios se unían con fuerza, igual que si deseara domeñar la emoción. Su tez pálida, más bien incolora, ofrecía