Firelight, 2. Vanish. Alma De Niebla

Resumen del libro

libro Firelight, 2. Vanish. Alma De Niebla

Llega Vanish. Alma de niebla, la esperada segunda parte de la trilogía Firelight. Para salvar a Will, Jacinda hizo lo impensable: reveló su secreto a los humanos, y por eso ella, su hermana y su madre deben volver a la seguridad de la manada. Sin embargo, allí las cosas ya no son lo que eran. Mientras a Tamra se le adjudica un nuevo e importante papel, Jacinda pasa a engrosar las filas de los traidores. Pese a su soledad y tristeza, Jacinda no se arrepiente de la decisión que tomó, pues gracias a ella Will sigue vivo: sin memoria, sin recuerdos, pero vivo. Hasta que un día, contra todo pronóstico, Will da con su amada y le pide un gran sacrificio que lo cambiará todo. ¿Será capaz Jacinda de seguir los impulsos de su corazón? ¿Y Cassian, el príncipe de la tribu, y el resto de sus congéneres se lo permitirán?


Ficha del Libro

  • Número de páginas: 352
  • Autor: Sophie Jordan
  • Tamaño: 1.92 - 2.41 MB
  • Descargas: 1672

Opciones de descarga disponibles

Si te apetece puedes obtener una copia de este libro en formato PDF y EPUB. Seguidamente te detallamos una lista de fuentes de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

4.6

50 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Sophie Jordan

A continuación te presentamos otros libros de Sophie Jordan disponibles para descargar gratuitamete

  • Sophie JordanFirelight, 3. Hidden. Alma De Luz

    ¡Ya está aquí el impactante final de la trilogía Firelight! La huida de Jacinda y Will ha arrastrado a Tamra y a Cassian hasta el cuartel general de los enkros, el misterioso lugar donde acaban los drakis capturados por los cazadores. Allí está atrapada Miram, la hermana de Cassian, a la que Jacinda desea rescatar antes de emprender una nueva vida. Para ello, no le quedará más remedio que convertirse también en prisionera. Una vez dentro, en el corazón de las tinieblas, la joven descubrirá qué terribles secretos ocultan los enkros y comprenderá que ni siquiera con la ayuda de