El Año De Spitzberg

Resumen del libro

libro El Año De Spitzberg

Pedro Antonio de Alarcón publica excelentes relatos breves en publicaciones periódicas de la época. El amigo de la muerte, El clavo, La Buenaventura, El extranjero, La corneta de llaves, El asistente, Buena pesca, El año Spitzberg, Dos retratos, El coro de ángeles, La belleza ideal, El afrancesado, El carbonero alcalde, Novela natural, entre otros muchos relatos, aparecerán en durante su etapa juvenil, destacando como excelente narrador.


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si te apetece puedes descargarte una copia del libro en formato EPUB y PDF. Seguidamente te indicamos una lista de opciones de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

4.3

99 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Pedro Antonio De Alarcon

A continuación te presentamos otros libros de Pedro Antonio De Alarcon disponibles para descargar gratuitamete

  • Pedro Antonio De AlarconCosas Que Fueron

    Excerpt from Cosas Que Fueron: Cuadros de Costumbres, La Noche-Buena del Poeta, Las Ferias de Madrid, El Pañuelo, Si Yo Tubiera Cien Millones, Cartas Á Mis Muertos, Lo Que Se Ve Con un Anteojo, El Año Nuevo, La Fea, Autopsia, El Año Madrileño, Visitas Á la Marquesa, El Cometa Nuevo Asi vimos venir con la influencia del poder absoluto de Luis XIV los reglamentistas lite rarios que fustigaron á los autores de pasadas anarquias, y con la revolución é invasión fran cesas la libertad de pensamiento y el instinto de independencia artístico y propio, triunfan te en aquella lucha, como

  • Pedro Antonio De AlarconViajes Por Espana (spanish Edition)

    Adem�s de la media docena de viajes cuyo relato circunstanciado acab�is de leer, tal y como lo escrib� � su debido tiempo, y adem�s tambi�n de mi expedici�n � la Alpujarra, que forma tomo aparte en la presente colecci�n de mis OBRAS, he realizado otras much�simas correr�as, m�s � menos po�ticas, por esta bendita tierra de Espa�a, donde me cupo la honra de nacer, y donde, dicho sea entre par�ntesis, protesto vivir y morir � uso y estilo de mis difuntos padres, aunque cada d�a se invente un nuevo Para�so terrenal al otro lado de los Pirineos.....-Pero acontece, amigos lectores,