Álter Ego

Resumen del libro

libro Álter Ego

Pocos conceptos han obsesionado la imaginación humana tan perdurablemente y con tanta obstinación como el del doble. Esta antología recoge una selección suficientemente representativa de relatos basados en este motivo literario, que no se sistematizó como tal hasta el romanticismo alemán, aunque estrictamente la presencia de «dobles» se remonta a textos tan remotos como La epopeya de Gilgamesh, el Mahabhárata o las leyendas heroicas de la mitología griega. Álter ego ofrece un panorama bastante completo y variado sobre el tema, e incluye textos (en orden cronológico) de los románticos alemanes E. T. A. Hoffmann y Achim von Arnim, los norteamericanos Nathaniel Hawthorne, Henry James y Ambrose Bierce, los franceses Théophile Gautier, Guy de Maupassant y Marcel Schwob, los británicos R. L. Stevenson y H. G. Wells, y como muestras más recientes, el polaco Joseph Conrad, el peruano César Vallejo y el español, conspicuo representante de la generación del 98, José María Salaverría.


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si te apetece puedes descargarte una copia de este libro en formato EPUB y PDF. Seguidamente te indicamos una lista de posibilidades de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULARR

4.4

116 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Achim Von Arnim

A continuación te presentamos otros libros de Achim Von Arnim disponibles para descargar gratis

  • Achim Von ArnimCuadernos Norteamericanos

    Bosquejos de cuentos, frases, argumentos, proyectos, descripciones y otros tesoros ocultos se encuentran en los cuadernos de apuntes que llevó durante años el genial escritor norteamericano. A excepción de algunos pocos fragmentos, estos textos han permanecido inéditos en castellano hasta la edición que el lector tiene en sus manos. Dijo Jorge Luis Borges que Hawthorne murió durmiendo y que tal vez por eso nos legó la tarea de soñar. Sin duda, como escritor, Hawthorne soñó muchos más libros de los que podía escribir, pero en lugar de resignarse dejó registrados sus pensamientos en los Cuadernos norteamericanos: una cantera de ideas